Terapia Individual

La terapia es un proceso de conocimiento y de compresión de nosotros mismos y de nuestra propia historia. Es una reconciliación con quienes somos.

A través del proceso terapéutico abrimos un espacio de encuentro desde la confianza y el respeto. Un lugar desde donde el terapeuta acompaña a la persona a tomar conciencia de quién es, cómo vive, cómo siente y qué es lo que le
produce dolor o sufrimiento. 

Este es el principio a partir del cual podemos entender lo que necesitamos para encontrar nuestro equilibrio y lugar en el mundo.

Este camino construido entre el paciente y el terapeuta va del apoyo a la capacidad de sostén por uno mismo. A través de la toma de conciencia, la responsabilidad y el desarrollo de los recursos como ser humano que posibiliten dar una respuesta distinta a lo que acontece en nuestra vida, en el aquí y ahora, abriéndonos a nuestro auténtico potencial y bienestar.